Inflexiones

(1) Hace unos meses publiqué el post Mis primeros 100 días como DirCom en este blog, donde contaba algunas de mis experiencias como nuevo director de comunicación y prensa del Ajuntament de Marratxí. En él, contaba cómo reaccionó el director de un digital cuando puse fin al pago de dinero público en concepto de publicidad, por un banner en su web. Pese a estar publicado en mi web personal, la reacción de esta persona no se limitó a mi persona, sino que también dirigió críticas contra la institución en columnas publicadas en prensa y en su diario, algo que no solo le perjudica a él, sino que también puede afectar a sus trabajadores, al poner en jaque cualquier posibilidad de volver a recibir un euro público en concepto de publicidad. Las relaciones públicas son esenciales, y hay quien se esfuerza en dinamitarlas. Una lástima.

El grupo mediático que dirige esta persona, organizaba el pasado jueves 7 de abril un acto con Pepe Ayala, directivo de Twitter, en un hotel de Palma. A priori me pareció un evento interesante para una isla tan pequeña como Mallorca, y una estrategia empresarial positiva para ellos. La retransmisión por streaming corría a cargo de AgoraNews (otro punto positivo), y pensé que sería una oportunidad para escuchar qué tenía que decir el directivo de una empresa privada cuya continuidad ha sido puesta en duda, por los malos resultados económicos. Siendo realistas, Twitter puede morir más pronto que tarde y los pajaritos migraremos a otro árbol, a modo de efecto Myspace.

Chema Madoz jaula de pajaros

Entre los asistentes, numerosas autoridades políticas de nivel autonómico; desconozco si se invitó a instituciones locales, pero hubiera sido positivo que mi alcalde hubiera recibido una invitación, como suele ocurrir con otros medios y porque esta empresa se encuentra instalada en nuestro municipio —las relaciones públicas, de nuevo—. También muchos tuiteros y empresas relacionadas con el marketing, entre ellos varios amigos y conocidos. Sin embargo, pese a la campaña, al evento y a los impactos generados en las redes (algo que hicieron bien fue utilizar un hashtag que incluía el branding del grupo), la cuenta de Twitter de los organizadores no ha conseguido llegar a los 100 seguidores; es decir, que hubo más asistentes en la charla que seguidores en Twitter. La semana pasada tenía 50, y hace dos, 25 seguidores. Sí, está claro que si se trata de un B2B no es tan importante a nivel de captación de clientes, pero para una agencia de comunicación y marketing, sus perfiles deberían ser su mejor portfolio y aprovechar eventos así para trasladar la reputación a las redes. Si su director lee también este post, no se me enfade porque este es un post conciliador; puedo pasarle contacto de gente que podría activar su presencia digital y mejorar su reputación online. He aquí mi muestra de buena voluntad.

(2) Hasta aquí, el contexto. El motivo principal de escribir este post, es el asombro que me ha causado el contenido del evento, no la forma. Después de cinco minutos de seguir la charla del directivo de Twitter, he tenido que dejar el streaming asombrado. Tras la introducción sobre el presente de los medios, de los new media y el presente de la información en las redes, ha hecho varias afirmaciones sorprendentes a nivel sociológico y de psicología social. Ha aseverado que «al despertar pensamos antes en el móvil que en nuestras parejas», apoyado en un estudio, y muchos de los asistentes han empezado a tuitearlo como un eco, como un amén, sin que ninguno pusiera en duda semejante afirmación.

Es un grave error aplicar la falacia ecológica al resto, pensar que todos son como uno. Puede que para el invitado, lo primero al despertar sea mirar el móvil, pero para otros, por suerte, no es así. Como algunos de Ustedes saben, soy usuario de Twitter desde hace años, ahora gestiono numerosas cuentas institucionales, y discrepo profundamente de esa afirmación, que seguramente haya que relativizar en su propio contexto, como frase que busca atraer la atención del público (así lo hacen los políticos con rodaje, al dar titulares al principio de sus intervenciones). Obviamente, como representante de una empresa y una red social, el ponente se habrá marcado como objetivo atraer la atención impactando, captando y fidelizando a usuarios potenciales y generar la necesidad de utilizar otra de las vertientes de Twitter, como es la publicidad. Entiendo que haya quien piense que no era el momento ni el lugar para llevar la contraria a un invitado, ni siquiera a través de un tuit. Quienes me conocen saben que yo sí lo habría hecho, porque para eso está Twitter, para conversar.

Recuerdo una conversación tuitera justo el día después de las elecciones, en el que conveníamos que hay que tomarse las redes con relatividad, y no sacralizarlas, sobre todo asumiendo que hay gente con opinión, que puede ser diferente a la de uno y con quienes es posible conversar y discrepar. Las relaciones públicas 2.0 no tienen por qué estar reñidas con la honestidad, aunque muchas veces parezca lo contrario. Puede que sea este el valor más importante que se pierda cuando Twitter acabe, y no la pérdida de un canal de venta más para las empresas, tema que quizás no llene salas de hotel, pero que sin duda me parece mucho más interesante. Sobre todo por lo que perderemos cuando no podamos discrepar públicamente con quienes no piensan como nosotros, con esas personas que al despertarse lo primero que hacen es pensar en el móvil, en lugar de en sus parejas, hijos o ellos mismos, y con quienes me gusta tuitear.

  1. tonapou left a comment on 07/04/2016 at 9:42 pm

    Jo no ho he seguit x streaming, sols he vist el q sortia al meu tl. L’empresa q ho montava no la conec. He trobat a faltar més professionals q diguessen la seva i no es limitassen a repetir el q deia el comercial d twitter.
    Apart de la falàcia q comentes ha estat molt aplaudida la d q “hay q tener twitter xq es una ventana al mundo”. Obviant q també ho és forocoches i ningú ha de defensar cada setmana la seva existència ni el seu ús.

    Però he reforçat la idea q tenc d q perdem tot esperit crític quan ens posen a algú davant q un altre algú diu q és un gurú super gurú, rollo oracle i tot. Record fa anys una ponència de’n Guy Kawasaki dient el tamany d lletra q havien de tenir els ppt i q havies de mirar a la gent als ulls. I tot cristo bavejant… Al final, necessitam ídols i profetes…

    • Carmen Buelohá left a comment on 11/04/2016 at 5:34 pm

      ¡Hola! Ya que YO SÍ QUE ESTUVE en la charla de Twitter, voy a opinar.
      Las dos frases que comentáis están sacadas de contexto. “Por la mañana pensamos antes en el móvil que en nuestra pareja” se refería a que el móvil lo usamos para todo, incluso como despertador. Por lo que sí, normalmente lo primero que hacemos al abrir los ojos es coger móvil aunque solo sea para apagar el maldito despertador.

      Con respecto a “Twitter es la ventana del mundo” o algo similar, fue tras una pregunta en la que le pedían definir Twitter en 140 caracteres. Y él tras meditar durante 15 segundos (porque no iba a estar una hora pensando) dijo esa frase. Cosa que cuadra bastante teniendo en cuenta que yo seguí las elecciones que ganó Obama, el 15M o el atentado de París a través de Twitter, por ejemplo.

      Hizo muchas bromas que sacadas de contexto pueden parecer escandalosas o exageradas pero en un ambiente distendido tipo TED Talk y sabiendo evidentemente que hay vida fuera de Twitter, nos hizo reír a todos en muchas ocasiones.

      Para mí, fue una charla amena, interesante, con datos que ayudan a hacerte una idea de todo lo que abarca esta red social, con un contenido adecuado teniendo en cuenta que era una charla de menos de una hora. Aunque para gustos los colores… seguro que alguien que estuvo por allí no le gustó. Igual que me parece fuera de lugar llamarlo “gurú”, me lo parece “comercial de Twitter”. Yo he trabajado en una multinacional y he visto muy de cerca cómo trabajan otras y normalmente no suelen poner a cualquier “mindundi” como Director General de España y Portugal, que es quien es este señor. Sobre Twitter debe saber un rato más que nosotros, más que nada porque es la empresa para la que trabaja. Si comparo los pocos minutos diarios que yo le puedo dedicar como usuaria a esta red social con las horas que le dedica él como trabajador cada día, seguro que sabe “algo más” que yo sobre el tema Twitter. Vamos digo yo…
      Sobre la frecuencia de uso de las redes sociales, el móvil y las nuevas tecnologías, nos tomamos un café cuando queráis y debatimos 😉 ¡Abrazos hermosos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *