Entrelíneas (8) – La metamorfosis

Hace 85 años, el publicista Edward Bernays escribía su famosa obra de referencia, Propaganda. Según él, la «propaganda es el mecanismo por el cual se diseminan las ideas a gran escala, en el sentido amplio de un proyecto organizado para extender una creencia o una doctrina en particular».

Recordé esta frase el día siguiente al debate, mal llamado, del estado de la nación, viendo las portadas y los titulares de la prensa. Sostenía Bernays que la «manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones organizados de las masas es un elemento de importancia en la sociedad democrática», y dibujaba la imagen de un “gobierno invisible”, que mueve los mecanismos de la economía y la política.

Un “gobierno invisible” que hoy vende las bonanzas de atender a más turistas con menos trabajadores. Un “gobierno invisible” hoy favorable a la reducción de las cotizaciones de los asalariados, mientras se les aumenta a unos autónomos, cada día menos autónomos.

Un gobierno para el cual la creciente desigualdad es lo que parece realmente invisible.

Y es que sin la difusión de los medios, ni estos pseudodebates, ni las encuestas, tendrían sentido. De hecho, el politólogo Gianfranco Pasquino escribía que «el espectáculo ahoga al contenido, lo supera, puede prescindir de él. Cuanta mayor espectacularidad se manifiesta en la toma de postura pública (…) tanto menos contenido habrá en esa misma acción, en esa misma toma de postura, en esa misma figura política» (1).

La metamorfosis de la política en espectáculo recuerda a aquel relato de Kafka sobre Gregor Samsa. Y no a todo el mundo le gustan los insectos.

(01 de marzo de 2014)

_

Entrelíneas es una sección radiofónica del programa A vivir que son dos días Baleares, de la Cadena SER.

(1) «Liderazgo y comunicación política», en Psicología Política, Nº 1, 1990.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *