Neopopulismos | Eli Gallardo Blog

Entrelíneas (14) – Neopopulismos

«Fraccionado por diferencias nacionales, religiosas y económicas, el pueblo se ofrece antes (…) como un conglomerado de grupos que como una totalidad que da cohesión y sentido propio a un agregado». Así se expresaba Hans Kelsen (1), el arquitecto del ordenamiento jurídico moderno, para quien no existe el concepto de “pueblo” en sentido abstracto y unitario.

Kelsen defendió también que «no existe ni puede existir un sujeto colectivo como «portador» de cualesquiera poderes, extendido (…) sobre un espacio, tal como se predica del Estado» (2). Lo mismo podríamos afirmar respecto de las Comunidades Autónomas, «fragmentos de Estado», en términos de Jellinek.

Volviendo a la idea de pueblo, y del populismo, en el libro El secuestro de la democracia, sus autores sostienen que el neopopulismo se diferencia del antiguo en su uso de los medios de comunicación y encuestas de opinión, y cuenta con una eficacia persuasiva del mensaje, que se multiplica en función del grado de excitación emocional que se consiga transmitir a los espectadores.

Esta semana el Congreso se convertía en escenario de debate sobre la consulta independentista en Cataluña. Sus defensores, como sus detractores, se amparan en esa visión organicista y abstracta de “pueblo”, que criticaba Kelsen. Pero este no es sino otro ejemplo más.

Los dirigentes baleares actuales hacen uso de esas estrategias neopopulistas, que critican cuando provienen de otras Comunidades. Su estrategia de comunicación da buena muestra de ello. Se recurre al article salat, o a diferencias gramáticas y léxicas, como si no fuese catalán, o como si el idioma definiera al pueblo. Y es que el particularismo, del que hablaba Ortega, no conoce de fronteras, ni territoriales ni lingüísticas.

_

(1) En De la esencia y valor de la democracia.

(2) En El Estado como integración. Una controversia de principio.

 Entrelíneas es una sección radiofónica del programa A vivir que son dos días Baleares, de la Cadena SER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *