Pausa

Hacía meses que lo pensaba, y ayer mientras subía —por puro ocio— una foto a algunas de mis redes lo tuve claro: necesito un mes de desconexión de la burbuja de las redes sociales. No sería tan irónico si mi trabajo no fuese el que es, y si no tuviera que estar conectado las 24 horas del día (aunque no es necesario, he llegado a responder a tuits a las 3 y 4 de la mañana). Pero como intento separar muy mucho mi trabajo de mi vida privada, creo que no me vendrá mal un tiempo sin consultar las notificaciones de Facebook ni buscar menciones en Twitter, o elegir el mejor filtro de Snapseed para subir la foto a Instagram.

Suelo recordar con frecuencia la frialdad de una conocida que un día me habló de cómo le movía el interés para con sus conocidos de las redes, un interés puramente empresarial, y reconocía abiertamente que no era amiga personal de casi ninguno de ellos. Me despistó aquel gesto de sinceridad hacia uno de sus conocidos de las redes, y aún me pregunto si hubo interés empresarial en aquella conversación. Pero miren su lista de contactos de Facebook o de Twitter y piensen a cuántos de esos amigos y seguidores invitarían a su casa. Ahí está.

Danny-Alexander

Esta vacatio socialmedia no son vacaciones, sino un Modo avión, una Pausa más que necesaria del escaparate y estrado que son las redes. Es más que probable que nadie notase la ausencia si no lo hubiera publicado, o que algunas personas con intereses políticos intenten sacarme del letargo. Más se perdió en Cuba, dicen. Si mantengo mis redes a la vuelta, les cuento. O lo dejamos para otro momento.

Les comparto un tuit que recuerdo haber visto hace unos años, cuando vivía en Twitter. Desconfíen de los tuits de gente que vive en Twitter, como el autor del mismo:

Sólo espero reducir la cantidad de impactos publicitarios, pagados y sin pagar, de empresas y particulares, al que nos tienen tan acostumbrados, y al que tenemos tan acostumbrados a los demás. Por lo demás, desearles un feliz mes de agosto y que lo pasen a gusto.

Vivan y sean felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *