Cuando es verdadera, cuando nace de la necesidad de decir, a la voz humana no hay quien la pare. Si le niegan la boca, ella habla por las manos, o por los ojos, o por los poros, o por donde sea. Porque todos, toditos, tenemos algo que decir a los demás, alguna cosa que merece ser por los demás celebrada o perdonada.

Celebración de la voz humana /2

(…) Los que hacen de la objetividad una religión, mienten. Ellos no quieren ser objetivos, mentira:  quieren ser objetos, para salvarse del dolor humano.

Celebración de la subjetividad


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.