(Publicado en catalán junto a la primera parte en el
Anuari de la Fundació Alomar en forma de capítulo)

II. La segunda mitad de la legislatura: cost of ruling, difusión de las líneas y nuevos liderazgos

Una vez planteado el escenario y los issues que han determinado el papel de los partidos políticos durante esta primera parte de la legislatura, podemos destacar tres factores relevantes e interrelacionados entre sí, que podrían determinarse en los próximos meses y que incidirán en el final de la legislatura de las tres «C».

1. El Cost of Ruling del partido mayoritario en España y Balears

La gestión de la pandemia de la COVID a nivel estatal y autonómico presenta unas condiciones similares, en cuanto al liderazgo de los Socialistas al frente de las instituciones y el desgaste propio de la dirección institucional de los principales órganos sanitarios y de gobierno.

Además, la mediatización de las controversias y la amplificación de los issues negativos a través de tertulias televisivas -que algunos científicos sociales han catalogado como “política basura” (Palao y Garcia, en el papel presentado en 2011 en el X Congreso de la AECPA )- han sido factores importantes en cuanto a la opinión pública. En ciertos momentos, se ha configurado una oposición a los gobiernos central y autonómico que sugerían la creación de dos bloques políticos: el partido mayoritario del gobierno y el resto de partidos, en contra del primero.

La celebración de diferentes elecciones autonómicas, como es el caso de Cataluña en febrero de 2021 o de la Comunidad de Madrid en mayo, han determinado las estrategias de los partidos de ámbito estatal y han incidido en los equilibrios multinivel. En cuanto al calendario electoral balear, tal y como dispone el Estatut, existe la posibilidad de un adelanto electoral en caso de que la presidenta rechazara el agotamiento de la legislatura, una opción nada descartable visto los papeles de los diferentes partidos y la incidencia de los distintos niveles de gobierno en la política autonómica.

2. La difusión de las líneas

Como hemos planteado en la clasificación de los partidos de oposición y en los socios de gobierno en el caso de Balears, y ya habíamos apuntado entonces, en determinados momentos se han difundido las líneas que separaban la oposición del gobierno, alrededor de issues de campaña como el REIB, los presupuestos o la gestión de la pandemia.

Hemos apuntado antes al Grupo de los 30, nombre que damos a los 30 diputados de las diferentes formaciones políticas con representación en el Parlamento de las Illes Balears, y que aprobaron la interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra los presupuestos estatales, por no haber dotado de forma efectiva la partida destinada al REIB (inconstitucionalidad por omisión).

Cabe recordar que los presupuestos presentados por PSOE y Podemos, recibieron el apoyo de ERC, PNV, EH Bildu, PDeCat, Más País, Compromiso, Nueva Canarias, PRC y Teruel Existe, y que dentro del Grupo de los 30 se encuentra El PI (principal impulsora), Ciudadanos, Partido Popular, MÉS per Menorca y el socio de gobierno MÉS per Mallorca.

Por otra parte, cabe recordar la oposición constructiva de partidos como El PI o Ciudadanos en materia sanitaria o en el caso de los presupuestos de 2021, que durante su debate produjo una crítica enconada de los partidos más conservadores hacia Ciudadanos por su apoyo a ciertos bloques, con votos favorables y abstenciones, en lugar de utilizar el voto negativo. En este caso, las líneas también se vieron difundidas, con críticas mediatizadas.

3. Nuevos liderazgos intrapartidistas

La consolidación del ciclo posterior a 2015 y el devenir de la legislatura comenzada en 2019 son factores muy relevantes para comprender la importancia de reforzar los liderazgos sólidos, así como para apuntar a los nuevos liderazgos, que requieren de los transcursos de un tiempo a nivel interpartidista, y sobre todo a nivel intrapartidista, puesto que a pesar de nuestro sistema sea de representación parlamentaria, las atribuciones políticas de la presidencia son muy anchas y apuntan a un sistema semipresidencialista.

De ahí que los liderazgos parlamentarios en primer lugar, ya nivel insular después, revisten de una importancia manifiesta, como se ha podido comprobar en el caso de distintos partidos de la oposición parlamentaria: la dimisión de Gabriel Company al frente del Partido Popular, relevado por Marga Prohens -sin escaño en el Parlamento autonómico pero sí en el estatal-; la crisis derivada de la lucha de familias dentro del PI desde la dimisión de Jaume Font, que a día de hoy parece no haberse cerrado del todo; o la expulsión de Maxo Benalal del grupo parlamentario de Ciudadanos tras el subrepticio y fracasado intento de sustitución de su coordinadora autonómica y portavoz, Patricia Guasp.

En el caso de los partidos del gobierno, durante los próximos meses tendrá lugar la celebración de los congresos a nivel autonómico e insular, a fin de reforzar o crear nuevos liderazgos de cara a las próximas elecciones autonómicas, que previsiblemente se celebren en 2023.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.